Felixstowe

Felixstowe

Tema: El mar

Palabras: Extravagante, Divertido, Tranquilo, Familiar, Casero, Animales

Año: Siglo XIX

Una pequeña chistoria que podría ser una historia real… pero que no es más que el fruto de la imaginación con las imposiciones habituales.

Como es sobre el mar, una canción que siempre me inspira es

Renaud: https://www.youtube.com/watch?v=mm7nGX193bo

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Lo consideraban extravagante por su manera de vestir, con esos zapatos de charol y ese sombrero de copa que parecía haber vivido varias vidas. Pero a él le daba igual parecer divertido y fuera de lugar. Acostumbrado a vivir en plena ciudad, y pasar desapercibido, se había visto arrastrado a la costa de Felixstowe por los negocios de futuro.

El ser una persona tranquila y familiar le había valido ser tratado con consideración tanto por sus superiores como por sus subordinados. Es por ello por lo que le enviaron a gestionar las nuevas construcciones en el pueblo costero. Terminaba el siglo XIX y Felixstowe se transformaba en un referente del Wellness en lo que sería su primera edad de oro.

Ya estaba terminando de instalarse con su mujer y sus hijos y empezaba a acostumbrarse a su nueva vida lejos del ruido de la ciudad, cuando recibió la noticia más importante de su carrera. Se tenían que preparar al desembarco de Augusta de Sajonia-Weimar-Eisenach, emperatriz alemana, que había oído hablar del aire medicinal de la región. Hizo de tripas corazón y se hizo una sinrazón para aceptar que su vida se desarrollara definitivamente en Felixstowe. Su mujer y sus hijos adoraban el lugar, él prefería la montaña y la ciudad. Hombre de costumbres y casero como no hay otro, aceptó el trabajo.

Tenía que terminar las construcciones más bonitas antes de la venida de la emperatriz. Decidió, por localización, terminar las Mansiones en los altos Bent Hill. Y así en 1897 la emperatriz, su familia, animales incluidos, encontraron la paz y el aire saludable de Felixstowe.

La historia, de nuevo olvidadiza, recuerda como Felixstowe Spa and Winter Garden Company construyó los bonitos jardines a lo largo de la costa o como en 1898 el Great Eastern Railway construyó la estación para empujar más aún, si cabe, la expansión de aquel pequeño pueblo costero. Pero no recuerda a ese hombre de sombrero de copa y zapatos de charol, que sacrificó su vida por los suyos y por el desarrollo de un pueblo que posee ahora uno de los diez mejores SPA de Inglaterra y uno de los 10 puertos marítimos del mundo.

Su huella está en esa casa en lo alto de Bent Hill que ahora se transforma en apartamentos de lujo con vistas al mar guardando toda la belleza de su construcción. Todo el amor que puso en el siglo XIX recuperado en pleno siglo XXI, para amantes de la costa y de un mar que fue, al final de su vida, su faro y su guía, prefiriéndola a su antigua vida. Como dice la canción no es el hombre quien doma al mar…. Sino el mar quien doma al hombre.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Historia de Felixstowe: —>

Augusta Victoria Empress of Germany: —>

Fotos Augusta Victoria Empress of Germany: —>

Felixstowe South Beach Mansion: —>

Felixstowe South Beach Mansion – Siglo XX: —>

Y si queréis un poco de música directamente desde Felixstowe: —>

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s